POWr Event Slider

Veni Sancte Spiritus! Pentecostés - Avisos



Pero veamos el Evangelio de hoy, en el que Jesús afirma: «Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena» (Jn 16, 13). Aquí Jesús, hablando del Espíritu Santo, nos explica qué es la Iglesia y cómo debe vivir para ser lo que debe ser, para ser el lugar de la unidad y de la comunión en la Verdad; nos dice que actuar como cristianos significa no estar encerrados en el propio «yo», sino orientarse hacia el todo; significa acoger en nosotros mismos a toda la Iglesia o, mejor dicho, dejar interiormente que ella nos acoja.(Benedicto XVI; 27/05/2012)

Avisos de la semana

Excepcionalmente este sábado no habrá Misa en la Casa de Santa Teresa de Jesús. Tendremos como de costumbre la Misa en la parroquia de la Santa Cruz a las 20,45 hs.

Noticias desde Gricigliano


Nuestros seminaristas de Gricigliano nos envían unas bonitas fotos de la semana pasada de la procesión de Rogaciones, la adoración en el seminario y de la Santa Misa celebrada en la capilla del seminario con ocasión de la fiesta de la Ascensión. También nos piden oraciones para que el Espíritu Santo les ilumine y les ayude durante los exámenes finales de junio.


Rogaciones



Santa misa en el día de la Ascensión

Día de la Ascensión de Nuestro Señor


En el Cristo elevado al cielo el ser humano ha entrado de modo inaudito y nuevo en la intimidad de Dios; el hombre encuentra, ya para siempre, espacio en Dios. El "cielo", la palabra cielo no indica un lugar sobre las estrellas, sino algo mucho más osado y sublime: indica a Cristo mismo, la Persona divina que acoge plenamente y para siempre a la humanidad, Aquel en quien Dios y el hombre están inseparablemente unidos para siempre. El estar el hombre en Dios es el cielo. Y nosotros nos acercamos al cielo, más aún, entramos en el cielo en la medida en que nos acercamos a Jesús y entramos en comunión con él. Por tanto, la solemnidad de la Ascensión nos invita a una comunión profunda con Jesús muerto y resucitado, invisiblemente presente en la vida de cada uno de nosotros. (Benedicto XVI, el 24 de mayo 2009)
Hoy se puede rezar la Novena al Espiritu Santo hasta Pentecostes.